Visitar Ribadavia

Visitar Ribadavia

Visitar Ribadavia es, sin duda, una opción genial para pasar el fin de semana. Con una situación privilegiada, a aproximadamente 50 minutos de Vigo y a 25 minutos de Ourense en coche. Su barrio judío está muy bien conservado y además la villa cuenta con un castillo con mucha historia.

Una de las puertas que dan entrada al Castillo de Ribadavia
Castillo de Ribadavia
Una de las puertas que dan entrada al Castillo de Ribadavia
Castillo de Ribadavia

Además del patrimonio que posee la villa, a excasos minutos están las termas de Prexigueiro. En ellas, disfrutarás de estar en contacto con la naturaleza y podrás relajarte. En este vídeo hablamos de sus vinos Ribeiro, que cuentan con la denominación de origen más antigua de Galicia. El plan perfecto para un fin de semana en Ribadavia; una visita guiada por su barrio judío, visitar alguna bodega de la zona y acabar el día en las termas de Prexigueiro.

Calle que da entrada a la judería de Ribadavia
Barrio judío Ribadavia
Iglesia de la Madalena en Ribadavia
Iglesia de la Madalena en Ribadavia

La «Tahona da Herminia»

Tahona da Herminia, panadería de dulces hebreos
Tahona da Herminia

Además paseando su barrio judío, también podrás encontrar sitios de especial interés como la «Tahona da Herminia«. La «Tahona da Herminia» es una panadería única, en la que podrás probar los dulces que comían los sefardíes, descendientes de los judíos expulsados de la península ibérica.

La taberna «Papuxa»

Antigua e histórica taberna Papuxa
Taberna Papuxa

Visitar Ribadavia, también te dará la oportunidad de conocer la taberna «Papuxa». Una de las particularidades que tiene esta taberna, es que el cliente, llega, se sienta o se queda de pie y se sirve él mismo. Hay variedad de productos de comer, desde chorizos, salchichones, además de jamones y vino del Ribeiro, de cosecha propia. Existe un dicho popular sobre el túnel existente debajo de la bodega, que dicen que comunica con la desembocadura del río Avia con el río Miño. Se dice que, en la época en la que los reyes católicos, expulsaron a los judíos que vivían en la villa de Ribadavia, los judíos escapaban por dicho túnel para no ser capturados.

En definitiva, visitar Ribadavia es una opción sublime para disfrutar de los días libres. Te sorprenderá la belleza de la villa y la alegría de sus gentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *