Hórreos, molinos y maíz en O Ribeiro

Hórreos, molinos y maíz en O Ribeiro

Los hórreos son construcciones destinadas a guardar y conservar los alimentos alejados de la humedad y de los animales para mantenerlos en un estado óptimo para su consumo.

Como podemos ver en las siguientes fotos, estas construcciones están levantadas sobre pilares para evitar la entrada de humedad y animales(especialmente ratones y otros roedores) desde el suelo y permitir la ventilación a través de ranuras en las paredes perimétricas.

Tan solo hay que abrir la puerta del hórreo y podemos apreciar como es la estructura interior del mismo.

Este tipo de construcciones suelen ser de piedra o madera. En cada zona es frecuente que los hórreos sigan una misma línea o estilo.

Como podemos observar en las fotos anteriores, alrededor de este, hay otros hórreos cuya estructura es muy similar.

Ya con la puerta abierta, se pueden apreciar al fondo las ranuras en las paredes, que permiten la ventilación del hórreo y consecuentemente de los cereales que hay en su interior, en este caso maíz.

De esta forma, se logra que el máiz se mantenga seco y a salvo de roedores, para posteriormente ser molido.

En el pasado, este maíz se solía moler en los diferentes molinos situados en el curso del río más cercano. En la actualidad, todavía quedan algunos, aunque no demasiado bien conservados.

Estos molinos utilizaban la presión del agua para mover el «rodicio», que es una estructura de hierro en contacto con la corriente de agua. El «rodicio» iba conectado a través de un tronco a la parte superior de la piedra que vemos en la siguiente imagen, denominada «moa» y la hacía girar .

Interior molino O Ribeiro

Los granos de maíz se introducían por la parte superior del instrumento de madera denominado «moega» y estos iban cayendo poco a poco por el agujero central, para posteriormente ser molidos.

Era incluso posible regular el grosor de la harina de maíz, subiendo o bajando la «moa», dejando más o menos separación entre esta y el pie del molino, que sería la piedra inferior de la estructura, que era rígida.

Por desgracia, en la actualidad faltan piezas y diferentes partes de este molino.

Siguiendo el transcurso del río, hay una ruta que pasa por diferentes molinos y que estaría bien recuperar para organizar alguna visita guiada como las que ya tenemos publicadas en nuestra web.

Sin duda alguna, los molinos en el pasado eran lugares importantes para las gentes de lugar.

Estos molinos además de cumplir su función básica, también eran lugares de reunión, lugares de refugio y problablemente lugares de escondite para amores secretos. Antes no todo el mundo tenía coche, pero molinos sí había unos cuantos por suerte.

Podéis encontrar más publicaciones en nuestro blog, haciendo clic aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *